Kunta-hadji

Ubicado en Chechenia 

De Said Khamzat Nunuev

Asya Umarova, age 16 pencil
Unknown
Unknown
Oznieva Aset, age 17
Alieva Zulikhan, age 18 watercolor
Asya Umarova, age 16 pencil

Anuda un turbante sobre el corazón. Antes de nudártele sobre la cabeza.

Deseas amar a Allah, el Omnipotente? Luego debes amar el bien. – Kunta-Hadji

[En idioma checheno, la palabra Evlia se refiere al santo.]

De los santos chechenos, el más distinguido fue el Sheikh Kunta-hadji, hijo de Kishi. Nació por el año 1830, en la aldea de Isti Su. Como Sufi, y fundador de la Hermandad Murid,se le reconoce y glorifica extensamente por todo el mundo islámico.

Todavía niño, Kunta-hadji migró a la aldea de Isklan Urt con sus padres, al corazón del territorio checheno en Ichkeria, Nokhch Mokha. Todavía como hombre joven, comenzó a trabajar de predicador y maestro.

Alieva Zulikhan, de 18 años, acuarela

En aquellos tiempos, a los chechenos se les iban agotando, los llevaba a desesperar la guerra contra la Rusia Zarista. 

Oyeron luego el mensaje del gran Kunta-hadji, que hablada de la paz, tranquilidad, concordia y unidad mediante la fe y las buenas intenciones.

Desde entonces, las montañas resplandecientes de sol-que se elevan bastante por encima de Nokhch Mokha-han sido de verdad lugares santos.

No nos cabe duda de que Kunta-hadji hizo entrada en escena en el momento más dramático de su pueblo. Su prédica y enseñanzas salvaron el alma chechena de miserias inimaginables-no sólo en su propio día,  sino en tiempos posteriores.

Asya Umarova, de 16 años, lápiz

La Hermandad Murid, que lleva su nombre, ha recogido muchos de sus sermones y locuciones. Estas ofrecen el mejor testimonio del espíritu y el contenido de sus enseñanzas. 

Aún siendo niño, Kunta-hadji le planteaba preguntas a la generación mayor. ¿Por qué va a la guerra la gente? ¿Por qué se matan? ¿Por qué existe en el mundo la maldad?  ¿Por qué no barra Dios sencillamente de la tierra todos los vicios de la humanidad? 

Kunta-hadji buscaba respuestas a estas preguntas-y de otras muchas-en los libros sagrados de los Zhains. Cuando se hizo grande, partió para el mundo arábico, donde los Sheikhs iluminados y sabios, dictaban clases en las escuelas musulmanas más encumbradas.  

Por desgracia, no se sabe exactamente donde estudió, pero pasó muchos años en el mundo oriental árabe (Aranskiy Vostok) y regresó a Chechenia como seguidor del Sufismo-una forma del Islam que concede gran valor a la paz.

Este era a mediados del siglo diecinueve. La llamada Guerra del Cáucaso se libraba en toda su furia en Chechenia y Daguestán. El Imam Shamil lideraba a los serranos, y procuraba resistir al Imperio Ruso con las armas.

Asya Umarova, a la edad de 16 con lápiz

Kunta-hadji, sin embargo, buscaba una solución pacífica para resolver las diferencias con Rusia. Sabía muy bien que montar una resistencia a toda costa a la autoridad zarista podría resultar en la destrucción completa del pueblo checheno. Por eso, se esforzó para buscar otras ideas, a fin de que los serranos dieran la espalda al derrame de sangre y virasen por el camino de la paz. Los principios del Sufismo estaban contrarios a aquellos de Gazavat, que exigían que se afanara en hacer la guerra hasta conciliar la victoria final.

El resultado de la controversia histórica entre el Imam (Shamil) y el Evlia (Kunta-hadji) se quedó demasiado en evidencia. El conquistador llegó armado de una fuerza avasalladora y de crueldad. La resistencia persistente y tenaz de las tierras altas del Norte del Cáucaso se quebró. Shamil, nacido un Gazavat, se hizo invitado honrado del Zar ruso y acabó sus días en la sagrada ciudad de Meca. 

Por otra parte, Kunta-hadji, que había pasado toda su vida predicando la reconciliación, paz, generosidad y justicia, quedó detenido por orden de Alejandro II en el invierno del 1864. Lo recluyeron en Novocherkassk y Ustyuzhino y tuvo la suerte de un delincuente común.

Así Kunta-hadji-un santo de verdad-sufrió de soledad, frío y hambre. Unas cuantas de las cartas del Sheikh llegaron a manos de familiares y parientes, y aquellas dan testimonio de sus contratiempos, los cuales los sufrió con dignidad y paciencia.

Los discípulos de muchas fes han llamado a la raza humana a aspirar a conseguir la bondad, la compasión y la generosidad. Entre ellos, se cuentan el ruso, Leo Tolstoy; el hindú, Mahatma Ghandi; y el checheno, Kunta-hadji.

Hasta hoy, el pueblo checheno recuerda sus palabras:

Superar la maldad con la benevolencia y el amor.
Superar la avaricia mediante la generosidad.
Superar la mentira contando la verdad.
Superar el escepticismo a través de la fe. 

Proverbios chechenos tradicionales:

  • El bien y el mal regresan a sus promotores. 
  • Todo pasa, pero la bondad es eterna.
  • Una palabra benévola es tesoro sin precio.
  • Demorá antes de infringir daño. Al hacer el bien, no malgastes tiempo.
  • Hacé el bien sin chistar. No hagas alarde. 
  • Es más valioso un vecino bueno que un hermano apartado.
  • Una palabra amable puede mover montañas.

Preguntas para la Discusión
  • De niño ¿en qué se interesaba Kunta-hadji?
  • ¿Cómo le parecían a Kunta-hadji la injusticia, la guerra y el gazavat apoyados por el Imam Shamil?
  • A vos ¿qué te pareció la enseñanza más importante de Kunta-hadji?
  • ¿Cuál consideraba Kunta-hadji la arma más importante para un(a) musulman(a)?
  • ¿Dónde pasaron los últimos años de vida Kunta-hadji e Imam Shahil? ¿Por qué acabaron sus vidas de maneras tan distintas?
  • ¿Cómo puede la enseñanza, la compasión y la merced que predicaba Kunta-hadji aplicarse en el mundo actual?
  • Artículo 1 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos (Naciones Unidas): Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos y, dotados como están de razón y conciencia, deben comportarse fraternalmente los unos con los otros. ¿Podés imaginar tener en tanto a un pueblo que se considera el enemigo que estarías dispuesto/a a rendirte, así como hizo Kunta Khadji, antes de dar muerte a uno de ellos?
  • Artículo 19 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos (Naciones Unidas): Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión. Kunta Khadji quedó ejecutado por sus creencias. ¿Cómo relacionarías esto con el Artículo 19?

“Tie a turban round your heart
Before you tie it on your head.”

“Do you desire to love Allah the Almighty?
Then you must love righteousness.”

Kunta-hadji