Desmalezando el Maizal

Ubicado en Chechenia

De Musa Akmadov

Alieva Zulikhan, age 18

Alieva Zulikhan, age 18

Unknown

Sucedió en un día cuando varios estudiantes musulmanes, o en checheno murid, que es préstamo árabe, acordaron echar una mano para desmalezar el maizal de Kunta-hadji. Se dieron cuidado para no divulgarle su plan al líder espiritual, o en checheno Ustaz, ya que conocían muy bien su temperamento. Por el contrario, esperaron algún tiempo y cuando él se había alejado por una cosita u otra, se dirigieron al maizal que se extendía a lo largo de la orilla del bosque. 

Todo esto tenía lugar al comienzo del verano. Gotitas de rocío colgaban de la hierba y las hojas relucían a la luz del sol saliente. Podía oírse un coro de pajaritos en el aire fresco de la mañana. Los grillos cantaban en la hierba como si contendieran por un premio.

Los discípulos del Jeque, al ponerse a escardar el maizal del maestro, cantaban canciones propias suyas. Trabajaban rápida y ágilmente. Dentro de poco quedaba una ancha franja del maizal limpia de hierba. Como si se hubiesen despertado, los tallos de maíz parecían erguirse hacia el sol, meciéndose en la apacible brisa.  

Los murid se sentían contentos por el resultado de su trabajo. Descansaron un rato, y luego se dispusieron a trabajar nuevamente. Pero en ese momento los saludó el mismo Kunta-hadji quien se acercaba para ver qué hacían. Dejaron a su vez el trabajo al lado, y lo saludaron. Luego miraron atentamente a su maestro.     

“¿Qué hacen? ¿Quién les autorizó a desmalezar mi campo?” les preguntó Kunta-hadji.

Contestaron los murid como para disculparse. 

“Nadie.” Nos dirigimos hacia acá porque queríamos ayudarlo.

“Yo sigo siendo absolutamente capaz de escardar yo mismo. Y si yo no lo fuera, no les pediría ayuda. Ahora recojan sus azadones y vengan acá. Todo el maíz que crece en la parte del maizal que escardaron les pertenece a Uds. En el otoño pueden acercarse para reclamarlo,” la voz de Kunta-hadji se escuchaba disgustado y alterado.   

Los murid obedecieron a su maestro sin protestar. Pero sentían algo apenados porque su maestro no había querido permitir que lo ayudaran. Él se sentó a la sombra y llamó a sus discípulos para que se congregasen alrededor.  

“No se disgusten conmigo. Hice un juramento a nombre de Alá – que yo me serviría tan sólo de aquello que naciera de mi propio esfuerzo. Así que perdónenme por favor el daño que he causado.” 

Se conmovieron los murid profundamente. Sus ojos se llenaron de lágrimas. Replicaron, “¿Cómo podemos nosotros perdonar a Su Señoría? Perdonadnos a nosotros que hayamos entrado sin su conocimiento en el maizal.”

“¡Qué los perdone Alá como yo ya lo hice! Ahora vamos a pasar algún tiempito juntos. Podemos probar mi pan de maíz…y conversar.” 

Al decir estas palabras, Kunta-hadji abrió su mochila, sacó servilletas dobladas y les ofreció pan de maíz y queso.

Los murid, a su vez, ofrecieron lo que llevaban y así se pasó el tiempo, comiendo y charlando sobre lo acontecido, hasta la hora de las oraciones de mediodía. 

Llevaron el rito a cabo con gran devoción y antes de salir para casa, uno de los murid le pidió algo a su Ustaz.  

“Instruidnos, por favor. Dadnos consejo.”

Kunta-hadji habló para responder a su súplica.

“Hablaré de cuatro cosas. Es preciso olvidar dos de ellas, y las otras, hay que recordarlas constantemente. Olvídense de las bondades que han podido hacer por los demás. Si hablan en público de ellas, no recibirán de Alá ninguna recompensa. Olvídense del mal que les hayan hecho los demás, puesto que, al olvidarlo, lo abandonas y el mal, a su vez, también te abandona. Pero no olviden jamás, estense siempre conscientes, de que hay que morir y debemos comparecer ante Alá.” Así instruyó Kunta-hadji a sus seguidores.  


Preguntas para discutir

Lee este cuento después de leer Kunta Khadji

  • ¿Por qué querían los discípulos ayudar a su maestro? ¿Cómo se sentían los discípulos mientras escardaban? ¿Habrías hecho tú lo mismo?
  • ¿Por qué al maestro de los murid, Kunta-hadji, le disgustó que le desmalezaran su maizal? ¿Por qué les dio a los murid Kunta-hadji el maíz de esa porción del maizal? Si fueras discípulo, ¿cómo te habría sentido?   
  • ¿Esta situación significa que no debamos ayudar a los demás? 
  • ¿Alguien te ha querido ayudar cuando no querías? 
  • ¿Por qué les pidió Kunta-hadji perdón a los murid?  
  • ¿Por qué crees que Kunta-hadji les ofreciera pan de maíz cuando hablaban?
  • ¿Qué consejos les dio Kunta-hadji a sus seguidores? ¿Qué opinas de esos consejos?
  • ¿Por qué crees que Kunta-hadji dijera que es preciso olvidar las bondades que uno haya realizado? Y ¿por qué habría que olvidar el mal que nos hayan hecho? ¿Qué utilidad podría tener esta dirección en tu vida?
  • ¿Conoces a alguien en nuestros tiempos—alguna persona corriente o famosa—que se parezca a Kunta-hadji?
  • Artículo 1 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos (las Naciones Unidas): Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos y, dotados como están de razón y conciencia, deben comportarse fraternalmente los unos con los otros.
  • Qué relación crees que se relacione el juramento de Kunta-Hadji, de servirse sólo de su propio esfuerzo, con el Artículo 1?
  • Cómo crees que se relacione con el Artículo 1 su disculpa a sus discípulos?
  • Crees que Kunta-Hadji quiera que se le dé un trato especial que ponga su estatus de manifiesto? Cómo se demuestra en el cuento?
  • Alguna vez has recibido trato cálido de amigo/a, con respeto y amabilidad, de una persona a la que la sociedad le ¿confiere estatus muy elevado? Habla de ello.

Discussion Questions

  • Why did the followers want to help their teacher? How did the followers feel while weeding? Would you have done the same thing?
  • Why was the Murids’ teacher, Kunta-hadji, displeased at their weeding his field? Why did Kunta-hadji give the Murids the maize from that part of the field? If you were a follower, how would you have felt?
  • Does this situation mean that we should not help others?
  • Has anyone tried to help you when you didn’t want it?
  • Why did Kunta-hadji ask for the Murids’ forgiveness?
  • Why do you think Kunta-hadji offered them his maize-bread while they talked?
  • What advice did Kunta-hadji give to his followers? How do you feel about the advice?
  • Why do you think Kunta-hadji said we should forget about our acts of kindness? And why should we forget about the evil others have done to us? How could this guidance be helpful in your life?
  • Do you know anyone — ordinary or famous — in our times who resembles Kunta-hadji?
  • Article 1 of the Universal Declaration of Human Rights (United Nations): All human beings are born free and equal in dignity and rights. They are endowed with reason and conscience and should act towards one another in a spirit of brotherhood.
    • How do you think Kunta-Hadji’s vow of doing his own work relates to Article 1?
    • How do you think his apology to his students relates to Article 1?
    • Do you think Kunta-Hadji wanted to be treated as having higher status? How is this shown in the story?
    • Have you ever experienced someone who society has granted as of higher status, treat you as a friend, with respect, or with kindness? Tell about it.