Alá es Misericordioso: Tal Vez Él Me Necesita

Ubicado en Chechenia 

De Patricia Cockrell

Alicia Homichenko, age 16

A lo largo de su infancia Shaman le caía bien a todo el mundo, y a Shaman le caía bien todo y todos. Vivía en Chechenia en una aldea musulmana con nombre ruso—Sernovodsk. Era un pueblito lindo en un valle verde, circundado de casas pequeñas de labranza y, más allá, de cerros. La gente sentía orgullo de su instituto agrónomo y sus escuelas. A todos les gustaba acudir a los sulfúricos baños térmicos de la aldea. La vida en Sernovodsk era buena.  

Antes de la guerra, Shaman trabajaba en una panadería, pero eso era tan sólo una parte de sus labores. Le gustaba la mecánica, la electrónica, la construcción y Beethoven…y la música rock. Tenía fama de saber arreglar casi todo, de carros a máquinas de coser. Era un tipo popular, alegre y despreocupado, pero a nadie se le ocurrió que al final acabara de héroe. 

Cuando tenía 24 años, decidió que le tocaría ganar más dinero para asistir a sus padres con la manutención de sus hermanitos. De modo que abandonó la sede familiar, dejó su trabajo, y se despidió de todos sus amigos y pasatiempos laborales y se fue para Moscú a buscar un trabajo que le pagara mejor. Pero no se quedó mucho tiempo. En su tierra natal comenzó a haber problemas. Todos temían que llegaría la guerra, y ella sí llegó.

Cuando oyó hablar de ello Shaman, consiguió el primer vuelo de vuelta a Sernavodsk. Se dio la casualidad de que había en el vuelo periodistas extranjeros. Shaman entabló con ellos conversación. A cambio de hacerles de guía y chofer hasta la ciudad de Grozny, donde estaban produciéndose los enfrentamientos, le ofrecieron $1,000 US. Shaman les aceptó la oferta. 

En Grozny, Shaman encontró un mundo espeluznante-bombas y cadáveres, edificios derrumbados, vidrio astillado, escombros, muebles rotos, pertenencias desparramadas por todas partes. Sobre una masa, vio una foto matrimonial y se preguntó dónde andarían ahora aquella novia sonriente y aquel novio. 

Le resultó sorprendente saber que en medio del horror todavía había sobrevivientes viviendo en los sótanos. La mayoría eran rusos, pero había chechenos y azerís y otros también, hacinados todos, aterrados y desesperados, y sin comida, agua, calefacción y luz. Sus particularidades nacionales parecían ya carecer de importancia.

Shaman prometió que, si Alá quería, les llevaría comida, agua y medicamentos. Y cumplió su promesa no una sola, sino muchas veces, adquiriendo provisiones con el dinero que había recibido de los periodistas. Con frecuencia uno de sus hermanos, Adlan, lo acompañaba de ayudante. De alguna manera, empleando calles poco transitadas, corriendo o esquivándose, Shaman y Adlan lograron evitar francotiradores, obtener provisiones y hasta sacar a la gente enferma y lesionada. El carro de Shaman recibió un balazo y él sentía el silbido de las balas a menudo, pero de alguna manera, todas le pasaron de lado inocuamente. Una vez, hasta tuvo que cambiar una llanta cerca de donde salían los disparos.  

“Alá es misericordioso,” se dijo. “Tal vez Él me necesita.” 

Luego se impuso un bloqueo de su propia aldea, y se hizo peligroso y difícil entrar y salir con el carro. Una vez, anduvo 43 kilómetros a pie por las montañas para llevar comida y medicamentos para sobrevivientes de otra aldea que había sido bombardeada. Cuando se enteró de que los soldados rusos también sufrían de hambre y frío, les llevó comida hasta a ellos. Para Shaman no había, entre personas necesitadas, enemigo. 

Mientras tanto, las personas en el campamento se negaban a dejar que la guerra se volviera toda su vida ni que se les convirtiera en imagen absoluta de realidad. Formaron un campamento de paz en la carretera principal de entrada a su aldea. Allí en una mezquita improvisada, llevaban a cabo oraciones regulares alrededor de una fogata. Todo el invierno la gente se albergaba en este campamento. 

Pero al llegar la primavera, fue bombardeado Sernovodsk, y miles de personas huyeron escapándose de Chechenia—la familia de Shaman entre ellas. Afortunadamente, Shaman y toda su familia sobrevivieron el bombardeo. Vivieron como refugiados durante meses con aigos en Ingushetia.

Hasta estando allá, Shaman trabajaba por la paz y por los derechos humanos. Sabía que no deseaban la guerra ni los chechenos ni los amigos suyos en Rusia. Seguía esperando el día en que pudiera volver en paz a su país a crear su propia familia. 

Por fin llegó el día. Se acabó la lucha armada. Shaman y Adlan, los demás familiares y muchos amigos suyos, regresaron a Sernovodsk. Hallaron mucho destruido—más de 400 casas arrasadas. Comenzaron la reconstrucción. Lo mejor de todo, Shaman entabló una relación con una encantadora joven y casó con ella. Su nombre es Milana. Ya tienen bebé, nacida el mismo día de Navidad. Se llama Diana. 

Shaman construye algo más que una casa sólo para su nueva familia. Él y Adlan, con la ayuda de Chris, un joven cuáquero inglés, y otros de muchas culturas diversas, trabajaban empecinadamente para instalar un molino para moler grano. El molino produce alrededor de unos 50 sacos diarios de harina que se regalan a personas necesitadas en el suroeste de Chechenia.  

Mientras tanto, Adlan y Chris abrieron un centro en Grozny para asistir a niños con heridas, bien sean emocionales o físicas, provocadas por la guerra. Se llama el centro Little Star (Estrella Pequeña). Psicólogos, enfermeros y maestros de Rusia, Chechenia y Gran Bretaña también colaboraron. Ya pueden estos niños reír y jugar de nuevo como todo niño deberá poder hacer supuestamente. Shaman y Adlan, y sus amigos nos vuelven a enseñar que hasta en momentos terribles el poder del espíritu humano puede superar de alguna manera la violencia y el odio que buscan dominarlo.    


Preguntas para la Discusión
  • ¿Por qué fue Shaman él que dejó a la familia para ir a Moscú a ganar dinero? Ponte en su lugar. ¿Cómo crees que le fue la experiencia?
  • ¿Por qué regresó Shaman a su casa en Chechenia? ¿A quién conoció en el avión rumbo a Chechenia y por qué lo acompañó a Grozny?  
  • ¿En qué gastó los $1.000 que le dieron los periodistas de compensación? Qué hicieron para ayudar al pueblo de Grozny él y su hermano, Adlan? ¿Cómo habrías gastado el dinero tú?
  • En medio de sus peligrosas diligencias, Shaman se dijo, “Alá es misericordioso: Tal vez Él me necesita.” Qué crees que pensaba y sentía?
  • Al principio de la historia, la autora nos dice que nadie soñó que Shaman iba a ser héroe. ¿Qué significa ser héroe? ¿Crees que lo era Shaman? Por qué?
  • La autora nos dice, “Para Shaman no había, entre personas necesitadas, ningún enemigo. ¿Cómo le dio a esa convicción forma concreta Shaman? Compartes tú su convicción?
  • ¿Han recibido alguna vez tú o tu familia asistencia humanitaria?
  • ¿¿Qué te quiere decir a ti la paz??
  • El PREÁMBULO de la Declaración Universal de los Derechos Humanos (Naciones Unidas): 

En tanto que el reconocimiento de la dignidad intrínseca y de los derechos iguales e inalienables de todos los miembros de la familia humana es el fundamento de la libertad, la justicia y la paz en el mundo.
Artículo I de la Declaración Universal de los Derechos Humanos (Naciones Unidas) Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos y. Están dotados de razón y conciencia, y deben comportarse fraternalmente los unos con los otros. 

  • Shaman se comprometió (si Alá lo quisiera) a llevar comida para TODOS usando su propio dinero, hasta para los soldados rusos que padecían frío y hambre. ¿Cómo pone de manifiesto esto que “no hay, entre personas necesitadas, ningún enemigo? Cómo se relaciona esto con el Artículo I, arriba? 
  • ¿Cómo crees que el programa infantil “Little Star” les ayudó a los niños a superarar el daño emocional producido por la guerra? ¿Cómo se relaciona esto con el preámbulo de los Derechos Humanos y el Artículo I, arriba?  Manifiesta

Discussion Questions

  • Why was Shaman the one to go out of his family to Moscow to earn money? Put yourself in his place. What do you think it was like for him?
  • Why did Shaman go back home to Chechnya? Whom did he meet on the plane to Chechnya, and why did he go with them to Grozny?
  • How did Shaman spend the $1,000 the journalists paid him? How did he and his brother Adlan help the people of Grozny? How would you have spent the money?
  • In the midst of his dangerous activities, Shaman said to himself, “Allah is merciful: Perhaps Allah needs me.” What do you suppose he was thinking and feeling?
  • The author tells us at the beginning of the story that no one dreamed that Shaman would turn out to be a hero. What does it mean to be a hero? Do you think Shaman was a hero? Why?
  • The author tells us, “To Shaman, no person in need is an enemy.” How did Shaman’s actions express this belief? Do you share these beliefs?
  • Have you or your family ever received or given humanitarian aid?
  • What does peace mean to you??
  • PREAMBLE of the Universal Declaration of Human Rights (United Nations): Whereas recognition of the inherent dignity and of the equal and inalienable rights of all members of the human family is the foundation of freedom, justice and peace in the world.
    Article I of the Universal Declaration of HumanRights (United Nations) All human beings are born free and equal are born free and equal in dignity and rights. They are endowed with reason and conscience and should act towards one another in a spirit of brotherhood.

    • Shaman promised (Allah willing) to bring food to ALL many times using his own money, even Russian soldiers who where cold and hungry. How does this show that “no person in need is an enemy?” How does this relate to Article I, above?
    • How do you think the “Little Star” children’s program helped the children overcome the emotional damage of the war? How does this relate to Human Rights Preamble and Article I, above?